KDE

Chakra, Dharma… Sirius… Le roi est mort, vive le roi

¡Esto no para, y es que hay bastante trabajo que hacer! Tras decidir que de nuevo haría trabajos con Chakra, desde esa decisión tonteé con una idea que es cuanto menos incómoda: era hora de que Dharma, el set artístico actual de la distro, muriera. Y es una decisión incómoda porque en su momento costó mucho trabajo y se revolvió los cimientos del SO para que todas las piezas encajaran. Dharma fue creado para que hiciera honor a su nombre: la ley de cómo debería ser de ese momento en adelante la integración de la distro. Pero hay leyes que a veces no perduran en el tiempo. Chakra ha cambiado tantísimo toda esta temporada, de todas las maneras imaginables, que parece que apenas hay un sentido en lo que simbolizaba. Debo decir que la inspiración en las culturas védicas y el propio nombre del set artístico también tuvo su origen en esa curiosidad que personalmente compartía con Manuel Tortosa por las mismas. Y obviamente las cosas han emprendido el camino sin él (cosa que lamento, pero al mismo tiempo es síntoma de buena salud en las ganas del resto del equipo).

Sirius

Por otro lado, Plasma Next está como quien dice a la vuelta de la esquina, y KDE 4.x coletea con sus últimas fuerzas. Un proceso de transición me parece adecuado, aunando ambas ideas. Chakra debe reinventarse también en ese campo, y es hora de decir adiós a más de un año y medio que ha sido felizmente decorado por Dharma. El nuevo set artístico (cuyo alcance aún desconozco al 100 %, teniendo en cuenta la nueva plantilla de la distro y sus correspondientes roles) será “Sirius”. Sirio es un símbolo presente en muchísimo misticismo, tomando asi el relevo de Dharma. Sirio A, y sobre todo Sirio B, estrellas de la constelación Canis Maior, han sido objeto de especulación y veneración durante siglos, y muchas culturas y tribus antiguas aseguran tener especial conexión con ellas. El objetivo de esta renovación artística es:

  • Seguir la estela sencilla de Dharma.
  • Crear una conexión simbólica con Plasma Next continuando la idea de la decoración de Chakra “Benz” (donde personalmente he dejado a la distro).
  • Renovar el aspecto de la distribución. Es hora que de nuevo Chakra se diferencie de otras e imprima nueva personalidad.

Todo está en bocetos, aún comienzo a trabajar en ello, y por supuesto aún falta preparar el terreno en el código de la distro para saber a qué nivel puedo llevar todo esto. Pero el objetivo es no estancarse, no ofrecer otra vez lo mismo, no ofrecer lo que otras ofrecen, y crearle un nuevo carácter a una distro a la que deberíamos premiar el esfuerzo que hace por seguir ahi tras un mal momento. ¿Se conseguirá un resultado final que iguale a Dharma? Va a ser difícil después de que Chakra “Benz” haya sido la que considero mi mejor obra, pero un reto es un reto.

Caledonia 1.6 liberado. Se acerca el fin de KDE 4.x

Si la otra vez tardé mucho en actualizar Caledonia, esta vez he sido bastante apurado, y las cosas la verdad es que casi lo justifican. La rama de KDE 4 ya no da más de si, los desarrolladores y hackers ya están con las manos en la masa con Plasma Next, y se nota que la ya clásica versión 4.x no es tan prioritaria. A pesar de que no he podido ni descubrir ni tratar los temas de incompatibilidades con algunos iconos como Choqok o KMail (cuando antes no ocurría), la verdad es que hay un par de detalles que merecían la pena y justificaban un lanzamiento asi, una versión 1.6.

Caledonia 1.6

En primer lugar, no hay certeza de que un KDE 4.13 vaya a liberarse, y de producirse no creo que cambie mucho la situación actual de este escritorio, asi que convenía asegurarse de que el tema era bien compatible con la rama 4.12.x. Pero hay recientes incorporaciones muy interesantes en las que una vez más Caledonia es puntero, y es algo de lo que siempre me enorgullezco. Las dos principales incorporaciones nuevas son el icono de KDE Connect (cuya compatibilidad he tratado personalmente con Albert Vaka y desde aquí le agradezco su buena recepción sobre mi petición de hacer su maravilloso software compatible con iconos personalizados) y la compatibilidad completa con el nuevo Plasma Network Management en QML, que debo agradecer a Jan Grulich (trabajador de Red Hat y responsable del desarrollo del plasmoide) la confianza que me ha dado a la hora de hacerme accesible a detalles de esta pieza. Con estas dos incorporaciones Caledonia es el primer tema público en ofrecer la compatibilidad artística con KDE Connect, y el primer tema (independiente de Air) en ofrecer soporte completo a Plasma Network Management QML, prácticamente a la par que el lanzamiento de la nueva versión por parte de Grulich y Red Hat. Caledonia una vez más es un tema preparado para el futuro casi inmediato.

Sigue leyendo

Back to basics

Últimamente para muchos las circunstancias nos da vaivenes en la vida. El hecho de querer cambiar o encontrar nuevos retos lleva muchas veces a tomar decisiones bastante duras, como mi descanso indefinido de Chakra. Uno busca retos fuera porque cree que es hora de irse, pero lo cierto es que a veces los retos no están fuera. Algunos quizás supisteis que en teoría estoy metido en proyectos de artwork oficiales de KDE, pero lo cierto es que no es asi, al menos por el momento. Esperaba que esa decisión me hiciera “feliz” trabajando en lo que me gusta, pero me he dado de cuenta de que no es asi. Los proyectos de este tipo que me han visto crecer como Caledonia o Chakra son para mi más importantes y estimulantes de lo que creía. Sólo creando esos “micromundos” alternativos me siento bien, y no haciendo algo más “grande”. No estoy hecho para eso: me gusta dar guerra desde las filas de atrás, como un adolescente rebelde tirando las bolas de papel en la última fila de la clase.

TribeScreen02

Por ello, intento expandirme hacia cosas de diseño y artwork donde nunca he pisado (como ha pasado con la fotografía), pero también auto-retarse forma parte de la diversión. Gracias a lo que sea, las líneas de artwork de Chakra quedaron claras, y para estas ediciones han mantenido la esencia, sobre todo para esta reciente “Curie” que han acertado de lleno en la elección del fondo de pantalla. Pero ver estas últimas ediciones me ha llevado a darme cuenta de por qué me metí en Chakra realmente y qué supuso de beneficio para el equipo. Y es que, que alguien se ocupe del artwork es muy bueno para que los demás se despreocupen de eso e inviertan tiempo en lo que realmente importa de un sistema operativo: sus tripas. Los hackers, desarrolladores y empaquetadores deben hacer su excelente trabajo sin preocuparse, al menos demasiado, si su trabajo queda bonito o no. Y es ahi donde supongo que entran personas como yo. He disfrutado siempre muchísimo del trabajo que he hecho en Chakra, y aunque es cierto que la gente con la que trabajaba codo con codo ya no está, es hora de poner eso en la lista de auto-retos.

Sin pretender agobiarme de nuevo, y sin cerrar las puertas a otros proyectos (tanto nuevos como existentes), he decidido volver, involucrarme de nuevo en el apartado artístico de Chakra. ¿Hasta dónde? Espero que hasta el fondo de todo, donde estaba antes. Si va a ser asi, no lo sé, pero sí que sé que que la distro lo merece. Y su equipo. Y sus usuarios. Todos esos a los que el artwork de pasadas ediciones caló hondo y llevó a Chakra a ser considerada por algunos usuarios y blogs de todo el mundo como la distro más bonita de 2013. Ese es de nuevo el objetivo: seguir siendo al menos de las más bonitas de 2014, despedir KDE 4 exprimiendo al máximo sus cualidades y recibir al futuro “KDE 5″ con ganas (y retando, como siempre, al diseño upstream).

Y es que los trabajos que nos hacen felices y sentirnos útiles son los que realmente valen, y eso de complicarse la vida no vale para nada.