Mi escritorio

Mi escritorio de noviembre

Otro mes más mostrando mi escritorio en su estado actual. Nada fuera de lo común, como sabréis: sigo con mi inseparable Caledonia, y esta vez he vuelto al ambiente totalmente grisáceo y negro. Este ambiente, aparte de la propia colección de Caledonia, la complementa el nuevo fondo de pantalla, llamado “Expanse”, un minimalista wallpaper que representa (aunque no se aprecie muy bien a simple vista) un mapa comparativo de los cuerpos celestes que forman nuestro Sistema Solar. :D

Por el resto, nada en especial. Sigo con la suavidad habitual que quiero plasmar en el escritorio y el contraste entre los elementos que usamos (o en este caso uso) día a día.

Sigue leyendo

Mi escritorio de octubre

Retraso en esta sección mensual, pero justificada, por supuesto. Trabajo, rutina… y el reciente cambio de distro, como sabréis. Chakra, en profundidad, es algo que desconocía en bastantes ámbitos, asi que entre aprender cómo hacía ciertas cosas, arreglar los diversos errores que supuso hacer esa macroactualización por motivos especiales, prepararlo y todo eso que hacemos normalmente, me ha llevado un poco de tiempo y dedicación. Y es que parece que no, pero ciertas cosas me resultan un cambio abrumador al venir de Mandriva. Si es que, queramos o no, estamos bastante atados a las costumbres… :P

En esencia, es lo mismo que el mes anterior y que otros tantos. Mismos conceptos y Caledonia por todos los lados si es posible. Ni más, ni menos. Y no, no me aburre, más bien al contrario. :D

Sigue leyendo

Mi escritorio de septiembre

Mes nuevo, escritorio nuevo, y esta vez sí que es todo un cambio para mí. Hacía mucho tiempo que no colocaba la barra/panel en la parte inferior, y es que quería tener algo más cercano al estilo puro de KDE. Lo cierto es que he plasmado así algunas cosas que han ejercido influencia sobre mí y que he buscado para continuar esa “iluminación” hacia lo que quiero crear en Caledonia (sin ir más lejos), alejado de la influencia directa de Apple/Mac y Elementary que últimamente tenemos hasta en la sopa.

Nada especial a los ojos de los demás pero sí para mí, y eso es lo que cuenta, yo creo. Seguimos en las mismas: Caledonia por todos los lados, en sus diferentes componentes.

Sigue leyendo