Caledonia

Caledonia y Plasma Next: el desarrollo. Plasma Next no parece tan fácil.

No debería probablemente ni decir esto porque se supone que una sabe ubicar las cosas, pero por algo que yo me sé lo veo necesario. Vaya por delante que: es un claro artículo de divulgación y opinión (por tanto tened en cuenta el factor subjetivo, tanto el el mío escribiéndolo como en el vuestro leyéndolo), basado en mi experiencia personal con mi propio artwork y mis propias pruebas, que busca ser algo que diga los “peros” de lo que otros artículos no dicen; que no tengo intención de desprestigiar el trabajo de nadie dentro de KDE (faltaría más, trabajan como auténticas máquinas), que tampoco pertenezco a nada oficial de KDE, que mi trabajo es puramente amateur e independiente de éstos, y sobre todo que no estamos en un brainstorming para omitir las críticas malas (en un brainstorming está “prohibido” hacerlas críticas con el fin de lanzar muchas ideas sin condicionar que puedan resultar útiles y provechosas). De paso, podéis ver el aspecto y desarrollo de Caledonia en Workspaces 5 (dos pájaros de un tiro). Y ahora, vamos al tema que nos ocupa.

Caledonia Plasma Next 01

He probado Plasma Next/Workspaces 5/KDE 5/llamadle como queráis, para hacer adaptaciones in situ en Caledonia (el tema plasma de mi autoría y que soporto, como sabéis algunos). Debería estar saltando de júbilo ante eso. Viene nueva tecnología (que es cierto), nuevas posibilidades (que también es cierto) y una nueva era para los KDEros (como no, también es cierto). Como otros usuarios, blogs, post y todo eso, debería estar muy alegre. Pues no. Para nada. Cero. Más bien me han entrado sudores fríos con lo que se viene. No como usuario (la cual la experiencia es muy grata, apenas se nota la diferencia con KDE 4.x y es fluida), sino como alguien que hace artwork, temas plasma y todas esas cosas. Que hay que ser comprensivo porque es una versión nueva de una nueva rama, que es cierto. Que se suponía que no sería como aquel KDE 4.0, también.

Sigue leyendo

La suite artística Caledonia se prepara para Plasma Next

Trabajo muy tedioso este de hacer y mantener artwork para un entorno de escritorio, todo sea dicho (a pesar de todas las satisfacciones y el hecho de que en este caso lo hago principalmente para consumo propio, a la par que aprovecho para difundirlo). Pero hay que evolucionar y adaptarse. Caledonia (no solo el tema plasma, sino toda la suite) se prepara para recibir a Plasma Next, y con motivo de todo esto se espera algo más grande de lo habitual.

Caledonia next 01

El tema plasma, pieza clave de la suite, seguirá prácticamente como siempre a pesar de su compatibilidad con Workspaces 5 (su estilo lo merece, es lo suficientemente perfecto en general, sólo se retocarán detalles, iconos y colores), pero habrá algunos cambios en el KDM, el KSplash, la colección de wallpapers y la web del proyecto, todo ello para dar la bienvenida a una nueva época. La tendencia general de todo ello es a algo más colorista, complementando aún más al frío gris, blanco y negro que predominaba en toda la colección. La clave de todo ello es generar aún más contraste y por supuesto darle algo de color y alegría gracias a los detalles. Empecé con colores pastel, desaturados y oscuros, y últimamente en todo el artwork que estoy haciendo he experimentando con mucho color buscando un estilo propio, y por supuesto quiero reflejarlo, ampliando así la paleta de colores de la colección. Haciendo esto hago que Caledonia se refresque dentro de su línea, y ayuda a que no me aburra con todo esto. Creo que será una mezcla realmente genial e interesante si tenemos en cuenta la base e inspiración industrial y todo el diseño alemán que ha portado hasta ahora.

Sigue leyendo

Caledonia cumple 3 años

Algo tenía que escribir al respecto. No es que sea una cosa de importancia, pero sí que es una cosa de la que me gusta dejar constancia. Tal día como hoy hace 3 años comenzaba la aventura de Caledonia, mi primera incursión seria en el artwork (especialmente para KDE). Probablemente lo que considero el mejor logro hasta el momento, tanto en éxito como en longevidad. Concretamente hablo del tema plasma sobre todo, un tema que evolucionó mucho desde que nació como un fork del tema “Ember” de Garth Johnson hasta que fue tomando forma de manera muy seria. La consolidación del estilo no sería hasta las versiones 0.9.x y sobre todo la 1.0, sacada en abril del 2012. Hay temas plasma más antiguos, por supuesto, pero Caledonia siempre ha estado ahi, actualizándose en tiempos apropiados para mantenerse actualizado e ir afinando aún más el diseño y el estilo.

caledonia-plasma

Desde que lo comencé no lo he abandonado nunca, ni siquiera en su uso (llevo todo este tiempo usándolo ininterrumpidamente, y jamás me aburre, otro logro más viniendo de mi). Y es que ya no sólo eso. Siempre creí que Caledonia llegó en el momento justo para KDE ante la ausencia de temas muy trabajados por aquel entonces (sobre todo oscuros), y que silenciosamente abrió alguna que otra puerta hacia nuevos trabajos de otra gente, ya sea porque ha inspirado, porque han derivado cosas de él, o porque sencillamente siempre procuró innovar y aportar como tema “amateur”. Fue de los primeros en experimentar con un estilo más plano por pura estrategia visual cuando éste no gozaba de popularidad, y me atrevería a decir que el primero con gran éxito (ya por aquel entonces se decía que se veía “muy GNOME” y que algo tan plano no pegaba con KDE… cosas de la vida, ahora Plasma Next y algunos de los temas plasma más exitosos siguen la misma línea o incluso más radical…). También ostenta el título de haber sido siempre el tema con más iconos monocromo dedicados (a día de hoy ya alcanza las 200 compatibilidades), añadiendo soporte para aplicaciones de terceros, aplicaciones de las que no constaba en ningún lado que tuvieran compatibilidad (conseguido a base de ensayar, explorar y probar), e incluso pionero en alguno de ellos como Plasma-nm o KDE Connect, pedido bajo demanda a Albert Vaca. En general, es una enciclopedia andante de todo lo que un tema plasma puede personalizar (y aún no lleva todo lo que quiero…).

Sigue leyendo